Descubriendo El Pensamiento Zen

pensamiento zen

pensamiento zen

El pensamiento zen es una filosofía de vida de origen oriental, que al parecer, ha empezado a estar de moda en Occidente durante los últimos años.

El stress, las dificultades de la vida, la falta de tiempo, la ansiedad, son algunos de los síntomas que padece la sociedad occidental.

Y debido a ello, son numerosas las personas que recurren a las disciplinas orientales para, de alguna forma, aliviar esos síntomas. Y el zen, es una de esas disciplinas.

El pensamiento Zen proviene de una escuela del budismo llamada  Mahāyāna. Zen es una pronunciación japonesa de la palabra china Chán, y ésta a su vez se deriva de la palabra sanscrita Dhyana, que significa “meditación”. Con esto podemos inferir, que la filosofía Zen emergió en China y luego se expandió por el resto de los países orientales como Japón.

En sí, el pensamiento Zen busca tomar conciencia de la experiencia cotidiana del vivir. Por lo que invita a prestar “atención plena al momento presente”.

También simplifica la vida a su mínima expresión. Es por ello que hace énfasis en el minimalismo como una vía para adquirir sencillez y claridad en todos los aspectos de la vida de aquel que lo practica.

El Zen es más una actitud que una creencia. Y en todo caso, tampoco es una religión.

En muchos de los escritos sobre el tema, el Zen es descrito como una paz que viene de ser uno con una entidad que no eres tú precisamente.

Es sentir la unidad con el mundo en su totalidad.

Es estar conectado con el flujo del Universo.

Te ayuda a liberar tu mente racional y conectarte con tu yo intuitivo.

Es difícil explicarlo con palabras, porque simplemente hay que vivirlo para experimentarlo y comprenderlo.

También apunta a una verdad que no puede ser explicado racionalmente, ni por la lógica.

No es nada y es todo a la vez. Es vacío y lleno. Y es el principio y el fin al mismo tiempo.

El Zen puede ayudarte a conseguir la paz interior  a través de la meditación.

Para una visión más práctica del pensamiento Zen, puedes adoptarlo como un estilo de vida, no sólo a través de la meditación, sino en las cosas que te rodean.

Puedes empezar deshaciéndote  de aquellas cosas que no son importantes para ti y que no te dejan concentrarte.

Elimina todas aquellas cosas que no son útiles de tu escritorio, y empezarás a tener una mayor claridad en tu mente. Y por consiguiente, reducirás considerablemente tu sufrimiento.  

Ésta, entre otras cosas, es una de las mejores contribuciones del pensamiento Zen a la cultura occidental.

Si quieres saber más sobre el tema, te invito a que busques algún libro que pueda proporcionarte más información acerca de ésta bella filosofía y a la vez, maravilloso estilo de vida. ;)

¿Y tú? ¿Conoces más sobre el tema? Te invito a que dejes tu comentario aquí más abajo. :D

Un abrazo

Alexander Chinea 

Emprendedor Interesado en todo lo relacionado al desarrollo personal y ayudar a otras personas a alcanzar el éxito en sus vidas. TU SI PUEDES!!!
Alexander Chinea

Facebook Twitter LinkedIn Google+ 


Deja Tu Comentario

CommentLuv badge